SOLES celebro el Día del Niño

Con una gran fiesta que contó con regalos para todos los pequeños internados en Hospital de Niños, música, baile y golosinas, los voluntarios de SOLES festejaron el Día más importante del calendario.

En la siesta del sábado 20 de agosto, el Hospital de Niños, se empezó a colmar de voluntarios con chalecos amarillos, ansiosos por celebrar junto a los niños un día muy especial. La campaña de recolección de juguetes fue un éxito, varias bolsas grandes fueron repartidas, generando alegría en los chicos.
Primero se repartieron los regalos, en cada una de los pisos. La felicidad de los nenes y los papás, es la respuesta más reconfortante para quienes trabajamos en el voluntariado. Posteriormente, se vivió un momento muy emocionante, cuando los voluntarios nos reunimos en el patio interno del Hospital, con el fin de generar un momento que nos permitiera tomar conciencia de la tarea que realizamos día a día, de la dimensión y la llegada del esfuerzo por generar sonrisas, apoyo y acompañamiento en quienes más lo necesitan. Se recordó a los solcitos que se adelantaron en el vuelo, a quienes ganaron la batalla y a quienes están en tratamiento. La suelta de globos amarillos fue muy emocionante, bajo la mirada cómplice de los familiares que se asomaban por las ventanas, SOLES celebro el día de los niños, motor de la Asociación Civil.
Pero aun faltaba lo más importante de la tarde, una parodia del Bailando por un Sueño, donde las diferentes áreas de trabajo, debían interpretar un ritmo musical en la pastilla 200, cuyo jurado eran los niños, los papás, médicos y enfermeras. Con un despliegue de música y color, el Área de Desarrollo de Recursos, Casita y Hospital, interpretaron salsa, rock, brasilero, y otros ritmos. Uno de los más esperados fue el cuarteto, para el cual, había un invitado muy especial: Damián Córdoba, quien asistió al Hospital para bailar y dejarnos su música. Los tres trofeos, quedaron para los voluntarios del Hospital, los grupos de lunes, jueves y viernes.
De esta manera, SOLES celebro el día de los más pequeños, ellos que son el motivo del trabajo que realizamos diariamente, ellos que con una sonrisa nos completan el corazón, confirmando que nuestra tarea, vale la alegría.
Gracias a todos por su colaboración.