Donar sangre, es dar vida

Las donaciones de sangre contribuyen a salvar vidas y a mejorar la salud.
Existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Las donaciones regulares de sangre por un número suficiente de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.
La sangre es el regalo más valioso que podemos ofrecer a otra persona: el regalo de la vida. La decisión de donar sangre puede salvar una vida, o incluso varias, si la sangre se separa por componentes –glóbulos rojos, plaquetas y plasma–, que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.
Si estas interesado en donar sangre para los niños oncológicos internados en Hospital de Niños Santísima Trinidad, escribinos a SOLES: info@soles.org.ar
Donar sangre, es un acto de amor.