SOLES ES MI CASA

La casa de Soles, ayer un sueño, hoy a un paso de hacerlo realidad con tu ayuda.

Soles inició sus actividades en el año 2000, cuando un grupo de amigos visitaba a los niños en el Hospital Santísima Trinidad, especialmente, a los pequeños de la pastilla 200 (sector oncológico), el lugar donde se libraban las batallas más difíciles. Cinco años después, los miembros de la Asociación Civil, decidieron alquilar una casa para albergar a los chicos que se encontraban bajo tratamiento ambulatorio ya que muchos viven lejos de la ciudad o son originarios de otras provincias, entonces se decidió brindarles alojamiento y calidez de hogar hasta el día de hoy.
Desde ese momento, SOLES se apropió de ese lugar, ofreciendo la comodidad para que las familias se sintieran como en casa. Después de 12 años, llegó el momento de tener nuestra casa, para seguir brindando amor y acompañamiento.
La buena noticia llegó hace un mes, cuando una empresa decidió donar un hermoso terreno que está ubicado a tan solo media cuadra del Hospital Santísima Trinidad. Nuestra idea es poder construir una casita desde los cimientos, para satisfacer las necesidades funcionales e higiénicas de los niños, que tomarán ese lugar como su casa, con la posibilidad de recibir mayor cantidad de familiares y albergar a más familias.
Nosotros estamos agradecidos por la colaboración constante de la sociedad que recibimos durante todos estos años, lo que nos permite cumplir nuestra hermosa misión, hoy enfocándola en tener pronto la casa propia.
De todos nosotros, depende que los niños puedan tener su casita, sentir el calor de hogar y la comodidad de una casa que los albergue con mucho amor, a ellos y sus familias.
Sabemos que contamos con vos, ayudanos a construir la casa de Soles. Necesitamos donaciones para hacer este sueño realidad, podés sumar tu ayuda ingresando a www.solesesmicasa.org.ar así entre todos, aportamos el material para sumar más sonrisas y amor.

Por los solcitos, por sus familias, por ustedes y por nosotros, juntos haremos este sueño realidad, para poder decir pronto: Soles es mi Casa.

Gracias!!